Oración a Santa Rita de Casia para el matrimonio

 

Advertisement

Oh Padre Celestial, que concediste a Santa Rita tanta dulzura,

Desde que era una niña,

 pues curiosamente las abejas solían posarse aun siendo una bebé

en la boca de esta grata mujer

Advertisement

sin causarle ningún mal,

Concédenos que por la mediación

de esta fémina ejemplar, como madre y como esposa

que supo conducir a su familia al cristianismo

Para la salvación de sus almas.

Nuestras peticiones sean concedidas.

Santa Rita, a ti que eres la Patrona de los matrimonios

que están en crisis, te ruego,

Que mi matrimonio salga triunfante de esta dura prueba

Por la que estoy pasando (diga aquí el problema)

Dame fuerzas, para no caer en la angustia y en la desesperación,

Venerada Santa, bendice nuestra unión,

Para que reine la concordia en mi hogar,

que vuelva dicha y la paz.

Bendice a mis hijos, frutos del amor,

 e ilumínanos a nosotros sus padres,

para fomentar en ellos al igual que tú los valores cristianos,

para que sean mejores personas y salven sus almas

Enséñanos a vivir en el amor de nuestro Padre Celestial,

Amando a nuestros semejantes,

Gloriosa Santa Rita, que inmerecidamente tuviste una vida muy sufrida,

Manteniendo fiel a tu esposo y a Cristo nuestro Señor

al que adoraste con tanta devoción

Loable Santa Rita, ¡escúchanos!

Loable Santa Rita, ¡Ayúdanos!

Te lo suplico con todo mi corazón,

Que nos favorezcas en tan necesaria petición

te lo rogamos en el nombre Sagrado de Jesucristo.

Amén.

Santa Rita y el matrimonio

Santa Rita es conocida ampliamente por la iglesia católica y ortodoxa como la Santa Patrona de los matrimonios y de las mujeres que padecen maltrato en el seno familiar. También se le conoce como la Abogada de los casos difíciles y desesperados, los elementos más representativos de esta preciada Santa son las rosas y los higos, de manera muy peculiar Santa Rita tiene en la frente una espina, como estigma de sufrimiento. Es venerada por una gran cantidad de fieles en toda Iberoamérica le ruegan para que interceda por ellos ante nuestro Padre Celestial para casos muy complicados que se consideran perdidos. Tradicionalmente la iglesia festeja a esta milagrosa santa el 22 de mayo de cada año.

Desde niña tuvo la vocación de consagrarse a Dios, por lo que aspiraba ser monja, pero sus padres se negaron rotundamente a aceptar tal determinación y en contra de su voluntad, la comprometieron en matrimonio con un hombre que le superaba la edad, pues ella era apenas una adolescente de escasos 14 años.

La vida matrimonial de Rita, fue muy desdichada pues su esposo era muy mujeriego, con malos antecedentes y de paso demasiado violento pues la humillaba y maltrataba físicamente en reiteradas oportunidades aún cuando ella era una mujer de una conducta intachable, un digno ejemplo a seguir. Ella en cambio rogaba a Dios para que su esposo e hijos conocieran a Cristo, se convirtieran y en consecuencia depusiera tan negativa actitud y al cabo de unos cuantos años tuvo respuesta favorable de sus peticiones pues en su hogar era cristiano, pero como su marido tenía varios enemigos como resultado de la mala vida que llevó, fue asesinado.

Un año después fallecen de muerte natural sus hijos, quienes en algún momento quisieron vengar a su padre, más para ese momento ya habían desistido de la idea pues se habían convertido al cristianismo. He aquí un reflejo del sufrimiento de esta humilde y pura mujer, que ya sin su familia decidió consagrarse a Jesucristo y tomó sus hábitos de monja, más un día amaneció inexplicablemente con una espina en la frente, un estigma de Cristo, como símbolo de dolor.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario